Cambios importantes en la nueva ley de comercio electrónico

Cambios importantes en la nueva ley de comercio electrónicoHace pocos días ha entrado en vigor en España la nueva ley de comercio electrónico, así que si dispones de una tienda online, deberás adaptarla para cumplir con la nueva legislación.

Estos cambios en la legislación actual, se han producido para regular y equilibrar varios aspectos a nivel europeo, ya que cada país había realizado su propia legislatura y existían muchas diferencias de un país a otro.

Desistimiento: una de las principales modificaciones implantadas en la nueva ley de comercio electrónico, ha sido el plazo de desistimiento. El desistimiento es la capacidad que tiene la persona que realiza la compra, de cancelar el contrato realizado, es decir, proceder a la devolución de la mercancía a cambio del dinero desembolsado. La modificación de la ley sitúa en 14 días naturales el plazo en el que el consumidor puede exigir dicha devolución. También y continuando con el desistimiento, se ha diferenciado cuando el consumidor adquiere un producto o un servicio.

Botón de pago: cuando se adquieran productos con un sobrecoste adicional por la circunstancia que sea, se deberá informar de esto al consumidor. Se recomienda que estos avisos se encuentren en los alrededores o en el mismo botón de pago.

Sobrecoste por por el método de pago: cuando el usuario realice una compra con tarjeta, contrareembolso o Paypal, en el caso de que estos métodos de pago lleven un sobrecoste, únicamente se podrá cobrar al cliente el coste real de dicho sobrecoste.

Desglose del precio: el vendedor está obligado a desglosar en la factura todos los incrementos y descuentos aplicados.

Formulario de desistimiento: es obligatorio que en algún lugar bien visible de la tienda aparezca un formulario para que el cliente pueda ejercitar su derecho al desistimiento.

Estas y otras normativas menores incluidas en la nueva ley de comercio electrónico, son de obligado cumplimiento. Las tiendas que no las apliquen, podrán ser sancionadas por las autoridades de consumo. Dichas sanciones pueden ir desde una simple amonestación hasta los 600.000 euros en los casos mas graves.

Por tanto no debemos esperar. Recomendamos realizar las oportunas modificaciones cuanto antes.

Facebooktwittergoogle_plus